Internado Guadalupano

000_000_2_IG

  • Misión: Somos un Internado dedicado a la formación de las y los jóvenes como Gente de Bien para el desarrollo alternativo de sus comunidades y pueblos.
  • Visión: Ser espacio de formación comunitario de jóvenes hombres y mujeres de comunidades indígenas y campesinas, sin preparatoria en su comunidad, de escasos recursos económicos y estudian en el BAI; que sus papás o mamás pertenezcan a alguna organización eclesial o social.
  • Objetivo: Que a través de la vivencia del Espíritu de Familia, del servicio y del trabajo en equipo los jóvenes crezcan en autonomía, co-responsabilidad, interdependencia, en su decisión por el buen vivir y convivir personal, familiar y de sus comunidades de origen.
  1. Destinatarios:
    1. Que no tengan preparatoria en su comunidad. Y que no les corresponda algún internado de las extensiones del BAI.
    2. Que sean de escasos recursos económicos.
    3. Pertenezcan a una organización eclesial o social que busque el desarrollo comunitario.
    4. Que la secundaria la hayan estudiado en su comunidad o en la comunidad más cercana por no tener en la suya.
  2. Formar parte del Internado Guadalupano es un compromiso que realizamos Padres de Familia, jóvenes y equipo del internado implicando nuestra palabra, acciones y actitudes, en la conciencia de que el objetivo del internado es preparar a los jóvenes para servir desde su origen y raíces al desarrollo comunitario de nuestros pueblos, tomamos los siguientes compromisos:
    1. Como padres de familia nos comprometemos a:
      1. Asistir a las asambleas de padres de familia que se programen durante el año y platicar o dialogar con los responsables del equipo y nuestros hijos acerca de su situación y crecimiento.
      2. Formar a nuestros hijos en la administración del dinero: dejar el dinero en la alcancía, que no gasten mas allá de nuestras posibilidades y no permitiremos que pidan fiado.
      3. Recordar que las salidas a la casa son solamente en tiempo de vacaciones y que durante su estancia en la casa trabajaran con nosotros en las labores del hogar y/o en el campo.
      4. No generar salidas a Juchitán, Ixtepec, Tehuantepec, Salina Cruz o a las casas.
      5. Avisar con tiempo a los miembros del equipo del internado cuando se requiera alguna salida a casa.
      6. Pagar los gastos médicos generados por nuestros hijos.
    2. Como jóvenes, sabemos que el estar en el Internado es una oportunidad de estudio que no solo es para un beneficio personal, ni familiar, sino de nuestros pueblos y con el propósito de crecer como persona y de ayudar a la formación del ambiente de comunidad me comprometo a:
      1. Conmigo mismo:
        1. Dejarme acompañar y ayudar para crecer.
        2. Mantener limpio y en orden mi dormitorio.
        3. Cuidar mis cosas, tenerlas marcadas, no dejarlas tiradas.
        4. Aprovechar los tiempos: estudio, descanso.
        5. Depositar el dinero en la alcancía, para evitar pérdidas y malgasto.
        6. Solicitar permiso de los encargados para salir del Internado.
        7. Hacer uso adecuado en lugares y tiempos de los reproductores de mp3, y celulares. Es responsabilidad personal cuidarlos.
        8. No tomar bebidas alcohólicas ni fumar.
      2. Con mi familia:
        1. Compartir con ellos cómo voy en la escuela, en el internado y como persona.
        2. No malgastar el dinero que me dan, aprendiendo a administrarlo y aprovechar el tiempo que estoy aquí.
        3. Ir a casa solamente en tiempo de vacaciones y ayudarlos.
        4. Compartir lo que aprendo y aprender de ellos.
      3. Con los otros compañeros:
        1. Participar, como parte de nuestra vida cristiana, en la oración diaria y los domingos en la celebración de la Palabra o la Eucaristía.
        2. Participar de manera propositiva y activa en todas las actividades del Internado especialmente en los aseos, comités, jardines, hortalizas y trabajo manual.
        3. Participar en todas las actividades de la Preparatoria en especial en el aseo, trabajo manual, jardín, áreas, comisiones, talleres, deportes, celebraciones, eventos que se organicen y Eucaristías.
        4. Cumplir puntualmente los momentos comunitarios de todos los días: levantada, Oración, comidas, estudio, trabajo, descanso.
        5. Respetar a los demás, tanto en sus personas como en sus tiempos.
        6. Aprovechar los alimentos y evitar desperdiciar.
        7. Respetar las cosas de los demás, si necesito algo lo pido, no lo tomo sin permiso.
        8. Estar al pendiente de la salud de los demás, en caso de que alguien no se sienta bien, aviso y lo procuro.
        9. Cultivar la amistad, un ambiente alegre, respetuoso, sincero en diálogo. No tener relaciones exclusivas ni dentro ni fuera del Internado, en especial el noviazgo.
        10. Realizar diario el empleo para tener nuestra casa limpia. Todos colaboramos, siendo la calidad del trabajo lo más importante.
        11. Cuidar nuestra casa y todo lo que tenemos a nuestro servicio: agua, luz, muebles, materiales. Avisamos cuando algo no funciona bien. En caso de que llegue a causar un daño, me comprometo a reponerlo.
      4. Los otros:
        1. Como queremos crecer en la actitud de agradecimiento a Dios sirviendo y ayudando a los que más lo necesitan, participo conscientemente y con entusiasmo en los servicios de la Preparatoria. La solidaridad y la gratitud es parte de nuestra formación.
      5.  Además:
        1. Sabemos que del cumplimento de estos compromiso depende la pertenencia y permanencia en el internado de cada uno.
        2. Organizamos nuestra vida y labores con los comités, con el servicio de los encargados del día y con el equipo.
        3. Conocemos que entre el Internado y la Preparatoria existe un acuerdo de colaboración y que estamos en la Preparatoria porque pertenecemos al Internado, si salimos del Internado durante el curso escolar, sea al principio, en medio o al final, por motivo personal o por conducta, perdemos nuestra permanencia en la Preparatoria durante ese mismo curso escolar. Dialogado en tiempo, personas y circunstancias.